Clara, Vicente y un servidor minutos antes de comenzar.

Radiesse & Ultherapy. Nuevo concepto de lifting tridimensional.

Este fin de semana he tenido el placer de impartir en Bilbao un Workshop focalizado exclusivamente en el tratamiento de la flacidez facial, específicamente del tercio inferior del rostro, y para ello combinamos en la misma sesión un estimulador de colágeno, Radiesse y un procedimiento térmico sobre el SMAS mediante ultrasonidos focalizados , Ultherapy, que nos permite retraer la piel y conseguir el deseado “efecto lifting”.

Cuando estudiamos con detenimiento el envejecimiento a nivel del rostros observamos los siguientes cambios, entre otros:

  1. Pérdida de elasticidad de la piel.
  2. Adelgazamiento de las estructuras óseas de soporte.
  3. Debilidad de los ligamentos retenedores de los tejidos blandos del rostro.
  4. Desplazamiento y adelgazamiento de los compartimentos grasos faciales.

Como consecuencia de los mismos, se evidencian una serie de signos en la zona media e inferior del rostro que con frecuencia se convierten a motivo de consulta en nuestra clínicas, especialmente cuando se hacen más evidentes. Entre ellos destacamos:

  1. Pérdida de la definición del óvalo facial. Flacidez.
  2. Depresión de las comisuras. “ Boca de marioneta”.
  3. Hundimiento del surco nasogeniano. “Rictus”

Para conseguir combatir estos signos y no tener que recurrir a procedimientos invasivos como la cirugía, disponemos de diferentes herramientas y de entre todas ellas, yo elijo la combinación de dos de ellas: Radiesse y Ultherapy.

¿ Por qué elijo Radiesse como tecnología para mi tratamiento?

Básicamente por su capacidad de inducir la formación colágeno tipo I y elastina. Diferentes estudios clínicos confirman que si comparamos este poder de inducción con el que podríamos obtener con el ácido hialurónico, este último pierde por goleada. Por eso, cuando la intención que yo tengo sobre un tejido es la de aportarle firmeza para así recuperar su elasticidad y combatir la flacidez siempre pienso en Radiesse.

¿ Por qué elijo Ultherapy como tecnología para mi tratamiento?

Ultherapy. La importancia del ecógrafo.

A pesar de Ultherapy obtuvo la aprobación por la FDA americana en el año 2014 para realizar procedimientos de elevación y tensado de la piel del rostro cuello y escote, no fue hasta hace un par de años aproximadamente cuando su uso comenzó a extenderse en España.

Cuando conocí este equipo por primera vez, confieso que me enamoré de él perdidamente y desde ese momento no dejé de seguirle la pista hasta que finalmente lo incorporé en mi consulta pues tenía claro que sería el complemento perfecto a mis tratamientos con Radiesse. La razón es bien simple, gracias al sistema de visualización que tiene integrado el equipo puedo identificar una estructura de soporte de especial relevancia en la piel del rostro, el SMAS (sistema aponeurótico superficial) que envuelve las musculatura facial y lanza prolongaciones hacia la piel gracias a las cuales se crea un verdadero entramado de sostén de los tejidos blandos del rostro. Si yo consigo generar calor en todo este entramado provocaré una importante retracción de esta estructura y por tanto seré capaz de mejorar la flacidez que presente el paciente. Pero además de poder trabajar en esta estructura que se suele encontrar a unos 4.5 mm de la superficie cutánea, puedo trabajar a otros dos niveles: a 3 mm y a 1,5 mm. El calor generado a estas profundidades va a inducir la formación de nuevo colágeno con el que aún conseguiré mayor firmeza de la piel y si a esto le sumamos la retracción conseguida en el SMAS, el “efecto lifting” será una realidad.

Aunque el mercado existen muchos equipos de ultrasonidos focalizados de alta intensidad, me decanté por Ultherapy, primero por los más de 50 estudios clínicos que lo avalan y segundo y no menos importante, por su sistema de visualización, es importante poder identificar en la imagen ecográfica las estructuras sobre las que nos interesa  trabajar para evitar tener complicaciones y sobre todo para aumentar la efectividad. Siempre pongo el mismo ejemplo a mis pacientes, si tienes una úlcera que sangra y cuando te introducen el endoscopio éste no tiene cámara, es imposible saber donde está el punto sangrante, pues en este caso es lo mismo, si no soy capaz de identificar mis estructuras diana, el tratamiento no se estará haciendo del modo más adecuado.

En los preparativos previos.

Por tanto, ante un paciente que presenta flacidez en el tercio inferior del rostro que desdibuja su óvalo facial, de elección, en mi práctica habitual, realizo la combinación de estos dos tratamientos con excelentes resultados.

Fue un auténtico placer poder compartir mi experiencia con este protocolo combinado de Radiesse y Ultherapy ante mis compañeros del norte de España. Gracias Clara porque fuiste una excelente anfitriona y siempre haces que me sienta muy a gusto cuando voy a Bilbao, en nada nos estamos viendo otra vez por allí. Y por supuesto gracias Merz Aesthetics por confiar en mi este proyecto.

Dr. Sergio Fdez.

Contacto        917 004 252