Sin duda estamos ante la medicina del futuro, una disciplina que nos ayudará a reparar el daño que el paso del tiempo provoca en los tejidos mediante la aplicación de técnicas que tienen como base, el uso de nuestro propio material biológico.

La aplicación de dicha medicina en enfermedades crónicas tiene especial interés ya que trata de reestablecer la función normal de los tejidos que no siempre se consigue únicamente con la ingesta de fármacos. Cuando nos encontremos con un tejido inflamado, como por ejemplo ocurre en las tendinitis, la aplicación de plasma (suero extraído del centrifugado de sangre) en la zona afectada puede mejorar considerablemente la sintomatología así como en tejidos que puedan presentar un daño leve, en casos de daño más severo, se debe acudir al uso de células madre para tratar de recuperar la integridad del tejido.

Estos tratamientos permiten tratar:

Efectos visibles

  • Úlceras corneales recidivantes.
  • Úlceras en pacientes diabéticos.
  • Tendinitis.

.

  • Cicatrices.
  • Marcas de acné.
  • Condromalacias rotulianas.

.

  • Atrofia post tratamientos corticoideos.
  • Quemaduras.
  • Alopecias

Lo que debes saber:

Las anteriores son algunas de las patologías más relevantes que se benefician de la aplicación de plasma para una pronta regeneración del tejido y recuperación de su funcionalidad.

Es fundamental conocer el periodo de evolución de la patología a tratar y el origen de la misma para indicar el tratamiento más adecuado.

El procedimiento es sencillo y no suele prolongarse más de 45 minutos.

Pueden ser necesarias de 2 a 3 sesiones para ver los efectos del tratamiento espaciadas un mes aproximadamente. Los resultados comienzan a ser visibles a las tres semanas post tratamiento.

Para más información sobre el procedimiento solicita una primera consulta en Le Med .

Tlf:    917 004 252 o envíanos un email a info@lemed.es