A partir de los treinta años el recambio celular disminuye aproximadamente un cincuenta por ciento y como consecuencia de este hecho el poder regenerador de los tejidos es mucho menor,  evidenciándose los signos del paso del tiempo sobre la piel al no poder ser reparados adecuadamente.

Después de la realización de diferentes estudios clínicos se ha concluido que tras la extracción de sangre y su posterior centrifugado obtendremos un concentrado de plasma (suero) rico en factores de crecimiento, al inyectar este concentrado en la piel vamos a provocar una estimulación de una de las células más importantes de la piel, el fibroblasto, que inducirá la formación de nuevo colágeno fundamental para mantener la firmeza y arquitectura de la piel y por otro lado, gracias a este suero vamos a mejorar el aporte sanguíneo mediante la formación de nuevos capilares que mantendrán la piel bien nutrida ralentizando así su envejecimiento.

Este procedimiento podemos realizarlo de manera preventiva a partir de los treinta años o bien una vez los primeros signos del envejecimiento se hayan instaurado

Efectos

  • Mejor tonalidad de la piel
  • Mayor firmeza al recuperar el trofismo de la piel.
  • Reducción de la profundidad de las arrugas.
  • Aumento de la hidratación cutánea.
  • Retardo de la curva de envejecimiento.

Lo que debes saber: 

El procedimiento es sencillo y no suele prolongarse más de 45 minutos.

La aplicación del concentrado se hace por toda la superficie del rostro depositando más cantidad de producto en la zona de alrededor de los labios y ojos donde solemos encontrar una mayor presencia de arrugas finas. Tras el procedimiento se aplicará una máscara biorevitalizadora para potenciar los efectos del tratamiento.

Pueden ser necesarias de 2 a 3 sesiones para ver los efectos del tratamiento espaciadas un mes aproximadamente. Los resultados comienzan a ser visibles a las tres semanas post tratamiento.

Este tipo de tratamientos están especialmente indicados para aquellos pacientes que buscan un rejuvenecimiento natural sin la inyección de otro tipos de productos como el ácido hialurónico o la toxina botulínica. Si además, lo combinamos con tecnologías de fotorejuvenecimeinto como el láser fraccionado no ablativo o la luz pulsada, los resultados serán aún más significativos así como el grado de satisfacción del paciente.

Para más información sobre el procedimiento solicita una primera consulta en Le Med .

Tlf:    917 004 252 o envíanos un email a info@lemed.es