Master Class en las instalaciones de Le Med. Dr. Sergio Fernández

A lo largo de estos años he podido constatar como uno de los motivos más frecuentes de consulta era y es la infiltración de “vitaminas” para mejorar el aspecto de la piel. En mi opinión, muchos de los pacientes que solicitan este tratamiento lo hacen porque han constatado como la gente de su entorno que afirma haber realizado dicho tratamiento ha experimentado un cambio notable del aspecto de su piel, pero la realidad es que detrás de ese supuesto tratamiento hay otros más, como la infiltración de toxina botulínica, ácido hialurónico, etc.., lo que ocurre es que socialmente, afirmar que solo te pones vitaminas, está mejor mucho mejor aceptado que ampliar con detalle el resto de tratamientos realizados.

Lo cierto es que las “vitaminas” o mejor dicho los tratamientos antioxidantes tienen una clara función en la piel del rostro y precisamente no destacaría que la más importante es la de la mejora del aspecto de la piel. Los complejos antioxidantes tienen una potente acción contra los radicales libres, productos que se generan durante el proceso de envejecimiento y que acaban dañando el tejido dérmico y por tanto son los responsables de la aparición de los primeros signos del envejecimiento cutáneo.

Una sola sesión de infiltración de “vitaminas” no es efectiva, necesitamos realizar 5 sesiones consecutivas, espaciadas dos semanas y luego un mantenimiento cuya frecuencia dependerá del grado de envejecimiento que presente el paciente.

Recientemente y fruto de un estudio que se publicará en breve en la prestigiosa revista Dermatologic Surgery se ha constatado, mediante ultrasonidos dérmicos de alta frecuencia, como * Art Filler Fines Lines, un ácido hialurónico de la marca Filorga, consigue sintetizar nuevas fibras elásticas y colágeno fundamentales para mantener la estructura de la piel y mejorar la profundidad de las arrugas. Por este motivo, asociar la infiltración de este producto junto con los complejos antioxidantes, nos permitirá obtener excelentes resultados en la mejora del aspecto de la piel del rostro, no solo en luminosidad sino también en textura, corrección de arrugas finas y por supuesto en la neutralización de los radicales libres.

 

Este nuevo concepto de revitalización se ha convertido en unos de los tratamientos más demandados en la consulta debido a que la técnica con la que aplicamos los productos no es invasiva huyendo de las pápulas o habones y de los temidos hematomas de la mesoterapia convencional.

Hace unas pocas semanas compartía toda esta información con compañeros del sector en una master class en las instalaciones de Le Med en una jornada muy productiva para todos.

* Estudios con otras marcas de ácido hialurónico también avalan la neocolagénesis, por tanto el ácido hialurónico además de su poder higroscópico, también es un excelente activador de las fibras elásticas e inductor de la formación de nuevo colágeno.

 

Contacto        917 004 252