Londres. Face Congress 2018

Si hay un congreso especializado en el tratamiento del envejecimiento facial, ese es sin duda el London-Face que este año cumple la friolera de dieciséis años y en el que se dan cita más de ciento treinta ponentes internacionales.

Es uno de esos eventos de ritmo frenético en el que la organización previa de agenda es fundamental para no perderse nada.

Día 1

Tras las palabras de bienvenida de Hema Sundaram y Dalvi Humzah, la jornada del jueves se inauguraba bajo el lema “ Total Facial Contouring ” con la que se pretendía remarcar la importancia de los tratamientos combinados para el correcto tratamiento de la mejora y envejecimiento del rostro.

Desde las 9:30 de la mañana y hasta pasadas las 18 horas, las conferencias se iban sucediendo y a pesar de que todas resultaron ser de lo más interesante, destacaría en la primera parte de la mañana las llevadas a cabo por Thomas Rappl y Pierre Nicolau en el que pudimos ver técnicas avanzadas para el tratamiento de patologías severas y complejas mediante el uso de hidroxiapatita cálcica, policaprolactona y el archiconocido ácido hialurónico.

A mitad de la mañana se abordaron las complicaciones más frecuentes que se pueden presentar por el uso de fillers. A veces y en este concepto de medicina satisfactiva, nos encontramos por pacientes que tienen la creencia que este tipo de procedimientos está exento de riesgos o compañeros que no informan adecuadamente sobre los riesgos de determinados tratamientos y que hacen flaco favor a nuestra profesión. Cada vez que un paciente acude a la consulta y el tratamiento recomendado es la infiltración intradérmica de cualquier producto ha de entender que pueden existir complicaciones posteriores al tratamiento y que si bien son poco frecuentes y en la mayoría de los casos, con el tratamiento adecuado, revierten, no están exentas de producirse. Por tanto, es obligación del médico informar sobre las mismas y deber del paciente demandar la información pertinente para  la adecuada comprensión del proceso a realizar. Nunca debemos olvidar que estamos ante un acto médico. En medicina todo no vale.

Volviendo a las complicaciones se abordaron los protocolos de aparición de nódulos o induraciones tanto precoces como tardías así como el algoritmo de tratamiento más adecuado. Generalmente las precoces van a tener una fácil solución mientras que las tardías pueden llegar a precisar cirugía. Mención especial tuvieron la complicaciones vasculares, que han ido aumentado considerablemente, en especial la ceguera por embolización de material de relleno que acaba provocando una oclusión de la arteria central de la retina. Son muchos ya los papers publicados, como este, recogiendo dichos efectos secundarios. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5300728/

En otras ocasiones, nos podemos encontrar con una necrosis de la piel por oclusión intravascular o por compresión periférica. La importancia del conocimiento anatómico minimiza este tipo de riesgos y por eso mi consejo es siempre ponerse en manos de profesionales altamente cualificados.

Afortunadamente y como decía anteriormente este tipo de complicaciones no son frecuentes, pero hemos de conocerlas para aplicar la terapéutica pertinente y en la mayor brevedad posible para evitar males mayores.

La jornada de tarde se dividió en dos bloques principales, el primero en el que hablamos de tratamientos con toxina botulínica y de la no estandarización de los mismos, pues cada persona tiene una musculatura diferente y prácticamente, todos los presentes coincidimos, en que cada vez ponemos menos dosis para conseguir resultados más naturales en la búsqueda de una belleza equilibrada y no artificial, se trata de relajar la expresión no de bloquearla o paralizarla. Menos siempre es más.

En el segundo bloque de la tarde las conferencias se centraron en el uso de lipolíticos inyectables para mejorar el contorno facial y la aplicación de técnicas de sustentación para mejorar la flacidez del tercio inferior del rostro.

Tras una jornada intensa y muy interesante desde el punto de vista científico tocaba volver al hotel paseando por las calles de una ciudad que siempre te envuelve en su magia.

Día 2. Jornada

Con puntualidad británica, Kate Goldie era la primera en pisar el Churchill Auditorium para hablarnos de medicina regenerativa, vaya por delante que siento gran admiración por ella, sin lugar a dudas, su conferencia fue una de las mejores del día. Tomando como base los secretos del ajolote mexicano, nos introducía en la medicina regenerativa aplicada a la estética. Hace ya unos años decidí completar mi formación realizando un master en medicina regenerativa pues creo que el futuro de la mayoría de las especialidades médicas pasa por la aplicación de técnicas regenerativas  como base de tratamiento de diferentes patologías. Es un mundo realmente apasionante del que se esperan importantes avances en los próximos años que revolucionarán la manera de entender la medicina.

Hasta bien entrado el medio día seguí con gran interés todas las lecturas de este bloque y me sorprendió los importantes avances que se están obteniendo con el aislamiento y posterior cultivo de células dérmicas papilares para el tratamiento de la alopecia androgenética.

En la sala Westiminter se iniciaba un bloque de conferencias relacionadas con el acné y la rosácea. Destacaba en una de ellas la presencia del gurú del ácido retinoico, el Doctor Zein Obagi. En la sala no cabía un alfiler y muchos asistentes tuvieron que quedarse de pie al fondo de la sala, pero sin duda les mereció la pena. Como siempre y con un speech muy particular, Obagi transmitió con la intensidad que el caracteriza un claro mensaje: “ si no tratamos la inflamación crónica que se produce en el acné y la rosácea, todos los tratamientos serán un fracaso”. Los resultados de sus tratamientos, espectaculares.

La tarde, en mi opinión, algo más floja. En la sala plenaria, uno de los bloques estaba dirigido al tratamiento de la ojera y bolsas malares y el otro a las peculiaridades de los tratamientos de medicina estética aplicada a hombres. La verdad es que quizá yo esperaba algo más y de ahí mi decepción. Me gustó mucho el concepto que transmitía Frank Rosengaus para el tratamiento del área infraorbitaria aunque sigo sin ver lo de la desbridación del ligamento cigomático.

Una vez más uno acaba el día con la sensación de que seguro que se ha perdido cosas interesante de otras salas…

Día 3. 

 En el último día de congreso, el Dr. Bob Khanna moderaba una serie de conferencias que tenían que ver con la importancia del estudio de las proporciones para conseguir resultados más armónicos.

Katiuska Rivera hizo interesantes reflexiones sobre la necesidad de tratar un labio o no en función de la proyección de la nariz y el mentón. A veces el paciente piensa que lo que necesita es un aumento de labios cuando en realidad lo importante es proyectar su mentón o corregir su nariz para buscar los resultado que tiene en mente.

El propio Bob Khanna presentó algunos resultados muy interesantes al darle casi más importancia a la evaluación del paciente en los planos de perfil respecto a los frontales.

Posterior a las conferencias se realizó una demostración en directo de tratamiento de una paciente.

Antes de salir el auditorium Queen Elizabeth II tuve la oportunidad de asistir al Workshops de Ultra V  impartido por el Dr. Han Jin Kwon, experto en hilos de sustentación, y justamente me sirvió para reafirmarme en mi pensamiento de que los hilos tensores, por si solos, no ofrecerán un buen resultado al paciente si no se realiza una bioestimulación previa.

Ahora, sí llegaba el momento de poner punto y seguido, porque el año que viene volveré, a estos tres intensos días de buena ciencia.

Dr. Sergio Fernández.

Contacto        917 004 252