Mesa de expertos capitaneada por el Dr. Anido

VIII Jornadas Gallegas ME.

Como viene siendo habitual en estos ocho último años, el primer fin de semana de Junio, la Isla de la Toja, acoge estas jornadas científicas que año tras año han ido consolidándose y convirtiéndose para mi, en otra de esas paradas que defino como obligatorias en nuestro calendario.

Pese a que eran muchos los compañeros que me habían hablado del carácter familiar de estas jornadas y de su interesante programa, compromisos profesionales adquiridos previamente, no habían hecho posible mi asistencia desde su inicio y que finalmente se produjo por primera vez hace tres años.

Lo que más me sorprendió es que todas las conferencias se realizaran en una sala única y eso es muy de agradecer pues así no pierdes detalle del programa científico. He comentado en alguna ocasión que hay veces que vuelves de los congresos teniendo la sensación de que te has perdido comunicaciones interesantes precisamente por no poder estar omnipresente en todas las salas.  En estas jornadas, el número máximo de asistentes se limita a ciento ochenta, de este modo y como ya me anunciaban mis compañeros, esta consideración imprime el comentado carácter familiar de las mismas que tanto se agradece pues te permite interactuar prácticamente con todos los asistentes

Este año, el pistoletazo de salida se daba el jueves con un curso pre-congreso, al que no pude asistir, enfocado al tratamiento diferencial de lesiones pigmentarias impartido por el Dr. Fernándo Martín, dermatólogo del Complejo Hospitalario de Orense.

Mi llegada se produjo el viernes a primera hora de la mañana y desde ese momento pude  disfrutar de las charlas de mis compañeros, a cuál más interesante, en las que se abordaron tratamientos de diversa índole: eliminación de granulomas mediante láser, mejora de las estrías a través de la aplicación de radiofrecuencia nanofraccionada, eliminación de la grasa submentoniana, abordaje diferencial entre hombres y mujeres, etc…

Se acercaba la hora de la comida que tuve el placer de compartir con un grupo de compañeros al que quiero mucho y que nos permitió conocer además uno de esos pueblos escondidos lleno de encanto en la siempre interesante Galicia,  Combarro.

La tarde iba abriéndose paso con una sucesión de tratamientos in vivo,  en los que se pusieron de manifiesto diferentes técnicas de infiltración, siempre enriquecedoras pues ayudan a mejorar la práctica habitual en beneficio de nuestros pacientes. En medicina, la formación siempre debe ser continuada, nunca debemos dejar de aprender.

Tras un intenso día científico, tocaba poner una nota de ocio que se produjo en la cena de gala que tuvo lugar la noche del viernes y que resultó ser una velada de lo más agradable.

Aún no amanecía en La Toja cuando decidí salir a correr por su maravilloso entorno para así liberar parte del nerviosismo que siempre me invade antes de dar una charla que tendría lugar horas más tarde.

En esta ocasión,  tuve la oportunidad de compartir con mis compañeros, el método de funcionamiento de un novedoso producto, lanzado este año en SEME, para el tratamiento de la grasa localizada así como la realización de dos tratamientos in vivo.

Las jornadas iban llegando a su fin y el colofón final se ponía con una mesa de expertos,  capitaneada por el Dr. Javier Anido, a la que tuve el placer de ser invitado y que se centró básicamente en inmunidad. El debate fue muy  interesante y sin duda todos lo presentes nos hubiésemos quedado muchas más horas compartiendo experiencias, pero como se suele decir: “lo bueno siempre se acaba”.

Gracias al comité organizador,  pues sin el esfuerzo de todos ellos, estas jornadas no hubiesen sido posibles y ahora solo me queda decir aquello de : “ nos vemos el año que viene”.

Dr. Sergio Fernández.

Contacto        917 004 252