Lifting no quirúrgico.

Lifting no quirúrgico: combinación de Ultherapy más Radiesse.

En estas últimas semanas, los lectores que además siguen la cuenta de Le Med en Instagram, han visto como he estado compartiendo con compañeros de diferentes ciudades españolas mi experiencia clínica en el uso combinado de ultrasonidos microfocalizados e hidroxiapatita cálcica para redefenir el óvalo facial.

Más que la aparición de las arrugas, lo que realmente nos preocupa cuando el proceso de envejecimiento se instaura es la flacidez y por ende la pérdida de definición del óvalo facial. Conforme vamos sumando décadas en nuestra vida, la piel pierde elasticidad por diversas razones dando paso a la temida flacidez. Todos aquellos tratamientos destinados a la estimulación de colágeno y de proteínas estructurales como la elastina se hacen imprescindibles si queremos restaurar la firmeza y tensión perdidas.

He comentado en numerosas ocasiones lo vertiginoso de nuestra especialidad en cuanto a avances tecnológicos se refiere y uno de ellos sin duda ha sido la aparición de ultrasonidos microfocalizados guiados por ecografía. Cuando nuestro objetivo es el tensado no quirúrgico de la piel hemos de apostar por las técnicas más precisas que combinadas junto a bioestimuladores nos permitan obtener resultados altamente satisfactorios para nuestros pacientes.

Por eso en Le Med, la asociación de hidroxiapatica cálcica con ultrasonidos microfocalizados se ha convertido en unos de los tratamientos más demandados por los pacientes dada su efectividad. Dicha combinación se puede realizar en la misma sesión o en diferentes dependiendo del grado de flacidez que presente el paciente y tipo de piel. De una u otra manera, con la hidroxiapatita cálcica provocamos una activación del fribroblasto (una de las células más importantes de la piel) y por tanto se incrementan los niveles de colágeno tipo I y elastina, esenciales para conseguir un incremento de la firmeza de la piel tras tres o cuatro semanas de haber realizado el tratamiento.

Oporto. Vicente, Joana y un servidor.

Por otro lado, los ultrasonidos microfocalizados nos permiten trabajar sobre una estructura de tejido conectivo llamada SMAS, de esta estructura, parte un entramado de fibras que constituyen un verdadero soporte para la piel. Con el paso del tiempo se deterioran y gracias al uso de los ultrasonidos focalizados conseguimos restaurarlas provocando una retracción del tejido flácido. Lo más importante de esta última técnica es que ha de hacerse guiada por ecografía de lo contrario el tratamiento no tendría los resultados esperados no sólo por la escasez de mejora en cuanto a flacidez sino también por la aparición de efectos secundarios como quemaduras, atrofias o parestesias al haberse realizado sin visualización ecográfica y por tanto a ciegas.

Como expongo en todas mis charlas un adecuado diagnóstico médico se hace fundamental y realzo en negrita lo de médico pues sólo nosotros conocemos de primera mano el envejecimiento de la piel y las propuestas terapéuticas más adecuadas para su tratamiento. Si estás leyendo este post y piensas realizar un tratamiento médico estético próximamente consulta el listado de profesionales registrado en la AMEM (Asociación de Medicina Estética de Madrid) quien vela por el ejercicio de nuestra disciplina de manera honesta.

Dr. Sergio Fdez.

 

 

 

 

 

Contacto        917 004 252